Los riesgos de contratar los servicios de un preparador fantasma y por qué deberías evitarlos

Foto de Ordenador creado por rawpixel.com – www.freepik.es

Si a usted le toca una importante operación medica de vida o muerte, usted posiblemente desee que el medico que lo atienda tenga el mejor conocimiento y esté certificado para hacer dicha operación, ¿cierto? Aunque no lo crea, muchos contribuyentes cometen el error de no fijarse si su preparador de planillas está certificado por el Departamento de Hacienda para poder preparar su planilla. Muchos contribuyentes se fijan si el médico que le hará la operación está certificado para garantizar su salud o vida, pero se olvidan de la salud financiera y el peligro que puede tener contratar los servicios de un preparador que no está certificado.

Este periodo de radicación que empezó el 24 de febrero de 2021, lo cual será uno complejo debido a todas las ayudas disponibles por el COVID-19 , no es suficiente con alertar a los contribuyentes sobre los preparadores fantasmas, sino que es importante que aprendan el por qué es importante contratar preparadores que estén certificados por el Departamento de Hacienda por su seguridad, su tiempo y para ahorrarle un dolor de cabeza. La misión de este artículo es conocer los riesgos para los contribuyentes de contratar preparadores fantasmas.

¿Qué es un preparador fantasma?

Un preparador fantasma es una persona que cobra por llenar las planillas, pero que nunca las firma.

¿Como le hacen para radicar una planilla?

En Puerto Rico, como la mayoría de las planillas deben ser radicadas de forma electrónica, los preparadores fantasmas pueden hacerse pasar por los contribuyentes en los programas para llenar planillas, donde la radicación electrónica le sale gratis porque el Departamento de Hacienda obliga a los proveedores de los programas para llenar planillas a que no cobren ni soliciten la firma del preparador cuando es el mismo contribuyente quien llena su propia planilla.

Por otro lado, para efectos de la planilla federal 1040-PR o 1040, los preparadores fantasmas usualmente le piden al contribuyente que firme su planilla y la envíe por correo postal. Aquellos que radican electrónicamente, ellos suelen hacerse pasar por el contribuyente cuando usan los programas de forma similar que en Puerto Rico.

Posibles razones por la cual no firman las planillas

Pueden existir varias razones por la cual un preparador fantasma no firma las planillas. La razón más común es porque no tiene un número de especialista en planillas, declaraciones o reclamaciones de reintegro emitido por el Departamento de Hacienda. Esto puede suceder cuando el preparador ha sido suspendido o no reúne los requisitos de educación para obtener un número de especialista.

Otra razón puede ser porque piensan llenar la planilla del contribuyente de forma fraudulenta para beneficio propio, y al no firmarla, el Departamento de Hacienda se le dificulta rastrear al preparador fantasma.

Riesgos de contratar a un preparador fantasma

Los riesgos de contratar a un preparador fantasma pueden ser extensos. Recuerde, por alguna razón es que el preparador no tiene un número de especialista del Departamento de Hacienda y las razones no suelen ser buenas. A continuación, aprenderemos varios riesgos que son los más importantes que puedes correr al contratarlos.

Riesgo #1: Peligro de robo de identidad

Un preparador fantasma no tiene ninguna obligación de proteger su información personal que se utiliza para preparar las planillas. Por lo que, su información corre el riesgo de ser usada para fines que no sean los que usted ha autorizado. En contraste, un preparador que está certificado con su número de especialista tiene el deber y la obligación de proteger su información personal y no usar dicha información para otros fines que usted no haya autorizado. El uso indebido de la información por el preparador certificado puede conllevar sanciones. Esto quiere decir que el especialista es responsable de salvaguardar su información.

Riesgo #2: No se puede verificar que el preparador tenga el conocimiento contributivo necesario

Para que un preparador de planillas pueda recibir un número de especialista en planillas, debe demostrar tener conocimiento contributivo con un mínimo de 36 horas créditos en asuntos contributivos. En contraste, como el preparador fantasma no tiene un número de especialista, no hay forma de verificar si tiene el conocimiento contributivo necesario para ofrecerle un buen servicio.

Este punto es de suma importancia ya que un tratamiento contributivo no adecuado o erróneo puede costarle dinero y hasta problemas con el Departamento de Hacienda. Primero que todo, un preparador fantasma puede ser que no tenga conocimiento sobre deducciones o créditos que le pueden ayudar a usted a reducir su contribución a pagar.

En segundo lugar, un preparador fantasma puede aumentar el riesgo de recibir una carta del Departamento de Hacienda por errores matemáticos o de otra índole. Hoy en día, como las planillas se radican de forma electrónica usando programas, estos errores suelen ser por deducciones o créditos que fueron reclamados de forma errónea y no por errores aritméticos.

Por último, es de suma importancia entender que un preparador certificado puede ser que no sepa el tratamiento contributivo de ciertas situaciones complejas o de saberlo, no sea la mejor opción para usted. No obstante, cada preparador que tiene su número de especialista con mucha probabilidad sabe el tratamiento contributivo correcto para situaciones cotidianas. Recuerde que, si usted tiene un asunto contributivo complejo, es mejor ir con un CPA, de la misma manera como usted iría a un médico especialista cuando tienes problemas complejos en un área médica.

Riesgo #3: Aumenta el riesgo de fraudes contributivos

Los fraudes contributivos suelen ser ocasionados por preparadores fantasmas. Una de las tácticas que usan los preparadores fantasmas para obtener clientes es que les prometen a los clientes un reintegro más alto, pero de forma fraudulenta.  Sin embargo, los contribuyentes no suelen darse cuenta de que son victimas de un fraude contributivo. Algunas de las tácticas que usan los preparadores fantasmas fraudulentos son reclamación de créditos o deducciones que el contribuyente no es elegible con el único fin de aumentar la cantidad del reintegro o omiten y/o aumentan los ingresos para obtener créditos contributivos.

Los contribuyentes no se dan cuenta que han sido víctimas de fraude contributivo hasta que reciben una carta del Departamento de Hacienda o alguna auditoría. El problema está en que estos preparadores usualmente cobran en efectivo y no dan recibo, de esta manera, dificultando el rastreo del preparador una vez se destapa el fraude contributivo.

Riesgo #4: Robo de reintegros

Los robos de reintegros son comunes con los preparadores fantasmas. Si el contribuyente es víctima de fraude por ese preparador fantasma, probablemente el preparador, de forma fraudulenta, pone su cuenta bancaria y no la del contribuyente para recibir el reintegro. Estos fraudes de vez en cuando son exitosos ya que los contribuyentes rara vez entienden o leen su planilla una vez radicada. Esto ocasiona que el contribuyente no se de cuenta que ha sido víctima de este tipo de fraude hasta que se pregunta por qué su reintegro no le ha llegado.

¿Como se puede reducir los riesgos antes mencionado?

La mejor forma de reducir los riesgos que conlleva contratar los servicios de un preparador fantasma y evitar ser victima de fraudes contributivos es contratando los servicios de un preparador que esté certificado por el Departamento de Hacienda. Sea o no CPA, un preparador debe tener su número de especialista en planillas dado por el Departamento de Hacienda. De igual manera, su preparador debe ser de su confianza.

No obstante, al contratar a un preparador certificado no significa que usted recibirá el tratamiento contributivo que sea mejor para usted. Recuerde que, así como los médicos generalistas están certificados igual que los médicos especialistas como un cardiólogo para practicar la medicina, el cardiólogo tiene más conocimiento sobre el sistema circulatorio. De la misma forma, un preparador certificado sabe lo general, pero puede ser que no sepa los tratamientos contributivos más complejos. Sin embargo, usted puede estar mas confiado que un preparador certificado tiene más conocimiento que un preparador fantasma.

Por último, recuerde revisar su planilla y asegurarse que toda su información este correcta, aunque no entienda muy bien, en especial su cuenta bancaria si usted va a recibir un reintegro. También recuerde de revisar que el preparador haya firmado la planilla de la forma correcta. Esto le ayudaría a reportar el preparador ante el Departamento de Hacienda de haber sido víctima de fraude por el preparador de planillas.

¿Este artículo te fue útil?